2022 ya es un año sangriento en el Metro de Nueva York: cuatro acuchillados aún con refuerzo policial horas después de ataque masivo con balas y granadas

0
130

No ha terminado el primer tercio de 2022 y ya puede considerarse un período muy sangriento en la historia del Metro de Nueva York, fundado en 1904.

Este martes 12 de abril, 29 personas resultaron heridas en un crimen mañanero al parecer perpetrado por un atacante solitario, quien baleó y activó al menos dos granadas en un tren en movimiento en Brooklyn. Enseguida el alcalde Eric Adams, ex NYPD, anunció que se duplicaría el número de agentes de la policía de Nueva York en el sistema subterráneo, donde ya desde febrero había activado un reforzado plan de seguridad para hacer frente a la violencia.

Pero irónicamente se reportaron cuatro acuchillados en el subterráneo luego del ataque masivo del martes. La violencia no se limita al transporte público pues además 15 personas fueron baleadas esa noche del martes, dos de ellas mortalmente, en calles de Brooklyn y El Bronx.

La madrugada de ayer, dos hombres fueron apuñalados durante una pelea en una plataforma de la línea 2 del Metro en 135th St, Harlem. El sospechoso hirió a las víctimas de 19 y 20 años alrededor de la 1 a.m., informó New York Post.

Horas después, un hombre fue apuñalado en el brazo y la pierna en una estación de la línea 3 en Brooklyn alrededor de las 8:09 a.m. Fue hospitalizado en condición estable, informó Pix11. Media hora más tarde, un adolescente fue acuchillado en el estómago al bajarse del Metro en Queens.

Esos casos de las últimas horas se suman a una larga racha nefasta de violencia en los últimos años en el transporte público, acentuada en 2022. Las autoridades dicen que el crimen en el subterráneo ha aumentado en promedio 70% en comparación con 2021.

Incluso el nuevo alcalde Adams reconoció en enero que no se sentía seguro viajando en el Metro, a diferencia de una primera declaración que había hecho subestimando la criminalidad en trenes y estaciones.

Este año las muertes en el Metro empezaron la misma madrugada del 1 de enero, cuando un buen samaritano fue golpeado después de intentar ayudar a otro hombre que cayó a las vías del tren, al parecer empujado en una estación en El Bronx.

Desde entonces los ejemplos nefastos sobran: el 2 de enero un hispano murió al saltar el torniquete para no pagar $2.75 al entrar a una estación en Queens. El 15 de enero la asiática Michelle Go (40) murió arrollada al ser empujada a las vías en Times Square. En una semana de febrero tres personas fueron atropelladas, una de ellas fatalmente, en una racha de accidentes registrados en un lapso de 10 horas en el subterráneo.

En general, ha habido una larga lista de incidentes violentos en el subterráneo neoyorquino este año, entre robos, ataques, accidentes, muertes naturales, suicidios y homicidios.

Se estima que más de 350 personas viven en el Metro de Nueva York y en febrero ya 8 de ellas habían muerto en 2022. Después, ese mismo mes una científica fue golpeada varias veces con un martillo por un ladrón que se llevó su bolso, entrando a la estación Queens Plaza. Sobrevivió milagrosamente.

En marzo, una anciana de 77 años fue apuñalada por la espalda dentro de una estación en Brooklyn. A principios de abril, NYPD arrestó a un pasajero en Queens por blandir un pico tipo hacha mientras viajaba en el Metro.

Un contundente 84% de los neoyorquinos cree que las condiciones han empeorado en la ciudad desde marzo de 2020, cuando empezó la pandemia, según un sondeo reciente. La mayoría citó los problemas en el Metro como una de las principales razones del deterioro urbano. Es de esperar que el pesimismo aumente luego del ataque de este martes.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here