Las Águilas Cibaeñas siguen con su vuelo indetenible, los Tigres del Licey aplicaron la misma dosis por segunda fecha consecutivo y las Estrellas Orientales pudieron respirar tras unos días complicados. Así van las cosas en el torneo de béisbol otoño-invenal.

En San Francisco de Macorís, el receptor Joe Hudson disparó un cuadrangular, su segundo de la contienda, para guiar la victoria 6-3 de las Águilas sobre los Gigantes, a quienes vencieron 5-3 el día anterior en Santiago.

Hudson fue la figura de ese racimo de cuatro carreras de los amarillos en el segundo episodio ante el abridor y derrotado Jorge Martínez (1-2), que puso el partido 4-2 una ventaja que jamás perdieron. Esta fue la victoria 18 de las Águilas, dirigidas por José Leger, con apenas siete derrotas. Es el primer equipo en completar 25 juegos en el torneo, es decir la mitad del calendario.

Las Águilas, para el desconcierto de muchos, no aparecen en el primer lugar de la justa debido a que Licey (16-6) presenta mejor porcentaje de ganados y perdidos, pero la Lidom explicó que el reglamento se sustenta por este porcentaje y no por la cantidad de triunfos.

Licey tiene partidos pendientes debido a las suspensiones que han afectado al campeonato.

El ganador del partido fue el relevista Rodrigo Benoit (3-1), el sustituto del abridor Onelki García. El picheo de relevo de las Águilas hizo una labor de calidad ayer contra los Potros en el Julián Javier.

También ayer, en el Estadio Quisqueya los Tigres del Licey les repitieron la dosis a los Leones del Escogido, sus víctimas del día anterior, con la misma anotación de 6-1.

El receptor colombiano Jair Camargo produjo tres carreras y los bates de Ronny Mauricio, Elly de la Cruz y Ramón Hernández también se dejaron sentir por la causa de los pupilos de José Offerman.

El zurdo Steve Moyers (3-0) se llevó la victoria tras cinco episodios de una carrera sucia. El relevo de los añiles cumplió con su cuota ante la débil ofensiva roja. El Escogido ahora tiene marca de 7-16, en el sótano del torneo.

Finalmente ayer, en el Estadio Tetelo Vargas de San Pedro de Macorís, las Estrellas Orientales dejaron en el terreno a los Toros del Este tras vencerles 5-4.

Rainer Núñez pegó un cañonazo por el jardín derecho con las bases llenas y un out en el cierre del noveno que llevó a la goma las dos carreras del gane.

Los verdes perdían 4-3 e hicieron el regreso ante Fernando Abad, el cerrador de los Toros y lanzador derrotado.

Los Toros (8-15) derrotaron el sábado 3-2 a las Estrellas, que presentan registro de 10-14 y ocupan la cuarta posición del torneo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here