Alcalde Eric Adams ante la ola migratoria a NYC: ‘Los seguiremos apoyando, merecen una vida digna

0
14

En entrevista exclusiva con El Diario, el mandatario municipal expone, que a pesar de los propios desafíos económicos que tiene la Gran Manzana, cumplirá con su obligación de garantizar apoyo a más de 11 mil solicitantes de asilo que empezaron a llegar este año

El alcalde Eric Adams asumió el timón de la Ciudad de Nueva York el pasado 1 de enero, estando muy claro que vendrían “mareas y tormentas”, principalmente por el panorama de recuperación económica, que tenía al frente unas de las ciudades más complejas del mundo, por los duros golpes de la pandemia de la COVID-19 y el “monstruo” de mil cabezas de la violencia armada, que tomó nuevos bríos en los últimos meses.

Pero en esta trayectoria, el mandatario municipal se ha encontrado con nuevos “temporales”, que incluso antes de este verano, ni se asomaban en su hoja de ruta para la recuperación de la Gran Manzana. 

Ahora, su desafío no es solo atender estructuralmente los problemas de vivienda asequible, inseguridad y recuperación económica,  sino lo ocupa poner la cara a los efectos de una crisis migratoria que se origina en la frontera sur del país, y que desde el pasado mes de mayo, empezó a colapsar los refugios municipales, con miles y miles de inmigrantes provenientes de Suramérica. En su gran mayoría de Venezuela.

En entrevista exclusiva con El Diario, en coincidencia además con el inicio del mes de la Herencia Hispana, Adams mostró su visión acerca de cómo su administración seguirá abordando los retos que impone esta nueva ola migratoria.

En pocas palabras. Y sin titubeos. Su filosofía es que la Ciudad como “santuario”, seguirá cumpliendo con sus valores históricos de “abrir los brazos” a los inmigrantes, haciendo esfuerzos para que los nuevos “inquilinos” en edad escolar, inicien clases sin interrupciones. A pesar de los baches presupuestarios, que ya tenían las arcas municipales antes de esta crisis.

“Seguiremos apoyando a los inmigrantes”

– ¿Cuánto tiempo más la Ciudad que tiene sus propios desafíos podrá dar soporte a miles de inmigrantes que llegaron este verano, muchos de ellos solicitantes de asilo, que siguen llegando sin pausas, cuando inclusive ya las organizaciones de base comunitaria reportan estar rebasadas de su capacidad operativa para una crisis que parece apenas comienza?

– Es una situación muy complicada para la Ciudad. Estamos hablando que a la fecha son 11 mil personas que vinieron. Y no están además habilitadas legalmente para trabajar. Nosotros estamos cumpliendo cabalmente con nuestro compromiso histórico y legal de garantizarle albergues. Estamos claros que es una situación que implicará un gran esfuerzo no solo nuestro. Sino también del gobierno estatal y federal. Nosotros hemos hecho un trabajo increíble de acogida, con el soporte de organizaciones de base comunitaria como Caridades Católicas, por citar solo un caso. Vamos a seguir cumpliendo con nuestra obligación. No nos vamos a detener para garantizar lo mínimo indispensable para que tengan una vida digna aquí. Es simplemente, el valor de Nueva York como ciudad. Un ejemplo de ello, es que esta semana, abrimos el primer centro de navegación para que los inmigrantes tengan un sitio que los conecte con servicios médicos, soporte emocional y legal, e inscripciones en la escuelas.

-Esta situación coincide con una circunstancia en la cual se ha denunciado una reducción del presupuesto de las escuelas públicas. ¿Qué expectativas pueden tener los estudiantes latinos cuando por la realidad de la matrícula escolar requieren más apoyo como maestros bilingües, por referir sólo un punto?

-Esto es muy importante para nosotros. Creo que cuando se habla de presupuesto y equidad de recursos en nuestras escuelas, lo más importante es que mi Administración ha entendido que no todas las aulas tienen las mismas necesidades, para tener el mismo presupuesto. Tal es el caso de las escuelas ubicadas en vecindarios, en donde la mayoría de los estudiantes tienen el inglés como segundo idioma. Hay diferentes realidades al mismo tiempo, que debemos abordar en la distribución de los fondos. Igual pasa con las escuelas con niños que tienen alguna discapacidad. Ya tenemos programas muy específicos, para convertir el sistema escolar en más eficiente para las particularidades de cada comunidad. Ya iniciamos un programa piloto para contratar a docentes dominicanos que nos ayudarán con las escuelas de vecindarios en donde la gran proporción de los estudiantes son hispanos. Esto es un plan muy oportuno. Tomemos en cuenta, que la mayor parte de los nuevos estudiantes de las familias inmigrantes, que llegaron recientemente a la ciudad, son venezolanos.

-En efecto, miles de alumnos de familias solicitantes de asilo se han incorporado a escuelas públicas de la Ciudad este año escolar. ¿Qué balance ha hecho de este plan de ‘Brazos Abiertos’ a las aulas a propósito de esta crisis migratoria?

-Esto ha sido un claro ejemplo, de cómo exactamente estamos manejando esta crisis, en todos los sentidos. Y es un poderoso mensaje de cómo la Ciudad de Nueva York abre los brazos a los inmigrantes. No tenemos quejas del proceso de inscripción de por lo menos 1,400 estudiantes recién llegados. El centro de navegación que abrimos nos ayudará a incorporar más niños, que tienen derecho a la educación en nuestra ciudad.  

“Ayudamos a los pequeños comerciantes”

– La mayoría de los hispanos dueños de pequeños negocios están batallando para sobrevivir con altas rentas y los desafíos económicos que significa operar en la ciudad de Nueva York. ¿Qué expectativas pueden tener estos emprendedores para contar con alivios en el resto de su administración?

-Justamente se trata de uno de los principales aportes de las comunidades hispanas a nuestra ciudad. Cuando recorremos muchos de nuestros vecindarios, observamos que parte del ADN hispano es su capacidad de crear pequeños negocios. Tenemos el reto y el interés de ayudarlos a remontar esta cuesta, con una serie de programas de alivio y capacitación, a la cual se han integrado diferentes agencias.

Primero, hemos reformado 118 reglamentos, a través de órdenes ejecutivas, para que los pequeños negocios enfrenten menos multas y sanciones innecesarias.

Además, ideamos el plan NYC BEST (Equipo de Servicio Express de Negocios de la Ciudad de Nueva York) que tiene como objetivo ahorrar tiempo y dinero a las pequeñas empresas al simplificar muchas interacciones con las agencias de la Ciudad. Se está brindando asesoramiento clave para ayudar a los propietarios de negocios a acelerar los procesos de permisos y licencias.  Y, además, resolver o evitar multas e infracciones.

Yo invito a los pequeños comerciantes, que son el alma vital de nuestra Ciudad,  que busquen información en nuestro Departamento de Pequeños Negocios (SBS) en donde contamos con  programas de alivio, adiestramiento gratuito, así como las asistencias a las rentas comerciales. Queremos que este sea un sitio en donde los pequeños emprendedores puedan prosperar.

-Ya empezó el mes que celebra la Herencia Hispana en el país ¿Cuál es su principal mensaje para estas comunidades que son parte importante de la Ciudad de Nueva York?

-Lo celebramos en grande reconociendo su gran aporte para esta ciudad. Pero también reforzando a estas comunidades, un mensaje muy claro: Deben estar más conectados con la cantidad de servicios y programas de la Alcaldía, para mejorar su calidad de vida. Lamentablemente muchas veces son desaprovechados. Observamos que hay programas de ayuda a las personas de la tercera edad o ciertos planes de ayuda a los más vulnerables. Y no son aprovechados.

Otro aspecto, es que muchos de los vecindarios de mayoría hispana, son precisamente los más agobiados por las acciones criminales. Y esa es la razón, por la cual hoy es más importante que nunca que continuemos trabajando en coordinación con nuestra fuerza policial, para lograr en conjunto estrategias para vencer a la delincuencia.

Es muy importante para mi equipo de gobierno reiterar que estamos a su servicio. Por cierto, en este punto, debo reconocer las importantes posiciones de liderazgo que tienen los hispanos en mi Administración. Son gerentes y profesionales muy comprometidos que están esforzándose por servir a todos los neoyorquinos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here