WASHINGTON.- El 118 Congreso estadounidense echa a andar este martes con una nueva relación de fuerzas: el Senado mantiene la mayoría demócrata y los republicanos recuperan el poder de la Cámara de Representantes y elegirán, previsiblemente, a Kevin McCarthy como nuevo presidente.

Está previsto que a mediodía comience la votación en la que McCarthy necesita tener una mayoría de 218 votos y que se producirá tras una extenuante semana de cabildeo en la que el republicano de California ha intentado ganarse uno a uno los apoyos, apunta la prensa estadounidense.

Los republicanos controlan 222 de los 435 escaños, pero McCarth no tiene la victoria asegurada por completo ya que algunos miembros de su partido han anunciado que votarán en su contra o dicen seguir indecisos.

Si algunos congresistas no acuden a la votación o votan “presente”, el umbral mínimo para lograr la presidencia de la Cámara Baja y convertirse en “speaker” descendería.

El nuevo Congreso estadounidense inicia esta nueva legislatura con la previsión de que los dos últimos años de mandato del presidente, Joe Biden, se vean obstaculizados por la oposición republicana.

Cuando los conservadores lograron el control de la Cámara Baja en las elecciones de medio mandato de noviembre recuperaron el poder de marcar el calendario legislativo, al gestionar qué proyectos de ley van a ser debatidos y cuándo, y con esto se hicieron fuertes frente a un Senado dominado aún por los demócratas.

En esos comicios los republicanos obtuvieron 222 escaños en la Cámara de Representantes, 9 más que sus rivales, mientras que los demócratas mantuvieron el Senado inicialmente con 51 puestos, si bien la senadora Kyrsten Sinema los abandonó en diciembre para registrarse como independiente.

Estos dos próximos años son cruciales ante las presidenciales de 2024, para las que el exmandatario republicano Donald Trump (2017-2021) ya ha postulado y no parece cuestionarse que Biden también lo hará.

El cambio en este nuevo ciclo no será solo de color político. El nuevo Congreso contará con un récord de 149 mujeres (106 demócratas, 42 republicanas y una independiente), 124 de ellas en la Cámara de Representantes. Las mujeres ostentarán el 28,5 % de los escaños en ese hemiciclo y el 25 % de los del Senado.

No estará en su primera fila su congresista más ilustre, la demócrata Nancy Pelosi, hasta ahora presidenta de la Cámara Baja y que tras la derrota en los comicios de noviembre anunció ese mes que dejaba lugar a las nuevas generaciones y que solo mantiene su escaño como representante por California.

El nuevo Congreso iniciará labores este 2023 y terminará en enero de 2025, justo al final del periodo del presidente Joe Biden, que termina en 2024.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here