Atento: qué empresas en EE.UU. ya están comenzando a cobrar por devoluciones de productos que compres en línea

0
47

Antes de realizar tu próximo pedido en línea, lo mejor es que revises muy bien la política de devolución de la tienda, ya que podrían cobrarte si te ves en la necesidad de regresar algo

Antes de realizar tu próximo pedido en línea, lo mejor es que revises muy bien la política de devolución de la tienda, ya que podrían cobrarte si te ves en la necesidad de regresar algo

Además de que las empresas tienen nuevos costos de envío, también pierden el tiempo del personal necesario para realizar las devoluciones.
Además de que las empresas tienen nuevos costos de envío, también pierden el tiempo del personal necesario para realizar las devoluciones.
FOTO: TOMMASO79 / SHUTTERSTOCK

Es muy común que las personas regresen algunos artículos si no están contentos en cómo les queda o por el color. Sin embargo, deberías empezar a tener cuidado con esta práctica, ya que son cada vez más las tiendas que están cobrando a los clientes por devolver mercancías.

La tienda H&M, por ejemplo, anunció que está a punto de comenzar a probar las tarifas de devolución en algunas ciudades seleccionadas. Asimismo, en junio, Zara comenzó a cobrar una tarifa de $3.95 dólares en las devoluciones realizadas a través de ubicaciones de entrega de terceros (aunque no en las propias tiendas de la compañía), según se recomienda en Bankrate.

Otras tiendas, como Anthropologie, Foot Locker, J.Crew y Urban Outfitters también cobran tarifas de devolución, que generalmente solo se aplican a la mercancía que se envía por correo a la empresa. Estas tarifas generalmente ascienden a entre $5 y $10 dólares por devolución.

La razón por la que estas tiendas están cobrando las devoluciones es que las ventas en línea están saliendo muy caras para ellas, todo debido a la inflación, a los precios altos de la gasolina, la escasez de mano de obra y las interrupciones que han ocurrido en la cadena de suministro.

Para las tiendas ya es muy complicado enviarles la mercancía a los clientes, y el proceso empeora si tienen que hacer una devolución.

Y es que las tiendas no solo tienen otros nuevos costos de envío, sino que también pierden el tiempo del personal que necesitan para clasificar las devoluciones.

Además, las empresas también se han dado cuenta de que muchos clientes piden varias versiones de un mismo artículo –en varios tamaños o colores– sabiendo que pueden devolver los que no les guste sin ninguna penalización. Por eso, comenzar a cobrar por devoluciones obliga a la gente a pensarlo dos veces en devolver un producto.

Por todo lo anterior, lo más recomendable es que, antes de realizar tu próximo pedido en línea, revises la política de devolución de la tienda, especialmente si existe una buena posibilidad de que quieras devolver algo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here