El expresidente de Brasil Jair Bolsonaro ha anunciado que se encuentra ingresado en el hospital AdventHealth Celebration, ubicado a las afueras de la ciudad estadounidense de Orlando, después de haber sido hospitalizado por fuertes dolores abdominales en relación con el apuñalamiento que sufrió en 2018.

«Ayer tuve nuevos dolores e ingresé en un hospital de Orlando, Estados Unidos. (Estamos) agradecidos por las oraciones y mensajes de pronta recuperación», ha aseverado el propio Bolsonaro en un mensaje en Twitter, en el que ha adjuntado una fotografía en la que se le ve reclinado en la cama de un hospital.

«Después de ser apuñalado en (el municipio de) Juiz de Fora, me sometí a cinco cirugías. Desde la última, he tenido dos veces más dolores que me han llevado a otros procedimientos médicos», ha detallado el propio exmandatario.

Según había adelantado horas antes el diario brasileño ‘O Globo’, el exmandatario había sido ingresado por una posible obstrucción intestinal, según el diagnóstico del equipo médico que le atiende. Por el momento se desconoce cuánto tiempo permanecerá hospitalizado o si ha recibido ya el alta.

Bolsonaro fue víctima de un apuñalamiento en el abdomen en el marco de la campaña electoral de 2018. Tras este ataque se ha tenido que someter hasta a cuatro cirugías.

Sin embargo, el exmandatario ha sufrido varios episodios de dolor abdominal, por los que ha tenido que ser hospitalizado en sucesivas ocasiones, la más reciente a mediados del pasado mes de noviembre, cuando fue ingresado en el Hospital de las Fuerzas Armadas de Brasilia.

Esta última hospitalización de Bolsonaro se da apenas un día después de que cientos de simpatizantes asaltaran la sede de los poderes del Estado en Brasilia, en un episodio similar al vivido el 6 de enero de 2021 en el Capitolio de Estados Unidos.

El expresidente se encontraba en Estados Unidos desde el 30 de diciembre, fecha en la que abandonó Brasil justo dos días antes de la toma de posesión de su sucesor al cargo, Luis Inácio Lula da Silva. Su visita ha provocado que algunos diputados estadounidenses hayan pedido su deportación a Brasil.

La institucionalidad de Brasil retorna a la «normalidad», asegura el ministro de Justicia

Los jefes de los tres poderes del Estado brasileño condenaron este lunes el asalto ocurrido en la víspera. Según el ministro de Justicia, Flávio Dino, la institucionalidad del país está retornando rápidamente a la «normalidad» tras la invasión de partidarios de Bolsonaro a las sedes del Congreso, la Corte Suprema y el Palacio Presidencial.

En una rueda de prensa el ministro de Justicia, Flávio Dino, aseguró que Brasil “camina hacia la absoluta normalización institucional a gran velocidad”. El funcionario hizo un balance de los hechos ocurridos el domingo y aseguró que hubo cerca de 1.500 detenciones.

Además, Dino afirmó que el presidente brasileño, Luiz Inácio ‘Lula’ da Silva, estuvo este lunes en la sede de la Presidencia, el Palacio de Planalto. A pesar de los daños materiales, el izquierdista se reunió con “las autoridades civiles y con los comandantes de las Fuerzas Armadas”.

“Tanto en lo que se refiere a las instituciones civiles como a las militares, reina la plena normalidad», sentenció el ministro. Dino también detalló que ‘Lula’ se reunirá esta noche con los gobernadores de los 27 estados del país.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here