La defensa del excontralor de la República Rafael Germosén utilizó ayer la acusación del Ministerio Público para demostrar con ella ante el juez del séptimo juzgado de la instrucción Deiby Timoteo Peguero, que los hechos que se le imputan a su defendido en el caso Antipulpo, el órgano acusador reconoce que fueron otros quienes lo habrían cometido.

Indicó que de acuerdo con la acusación, en el entramado de corrupción encabezado por Alexis Medina Sánchez las maniobras fraudulentas utilizando falsas calidades, documentos alterados, medicamentos pagados y no entregados, y peor aún, en muchos casos equipos pagados y no entregados, se materializaron “con la intervención del entonces ministro de Hacienda Donald Guerrero y el contralor Daniel Omar Caamaño”, no con Germosén.

El abogado Francisco Taveras dijo que el MP además especifica que en la página 27 de su acusación que “el Contralor general Daniel Omar Caamaño y el director de la OISOE (Fernando Rosa)” se coalisionaron para realizar pagos fraudulentos a una empresa, la cual no identificó.

Asimismo, señaló que 11 libramientos de pagos por un total de más de RD$140 millones que el MP le atribuye a Germosén, la misma acusación dice que fueron aprobados y autorizados, indistintamente, por la Contralora Mayelin A. Rosado Medina; José R. Rodríguez Núñez (asistente de Germosén); y Bienvenido Batista Cedeño.

“Evidentemente que conforme a lo que ha manifestado la acusación del Ministerio Público, no habla del contralor Germosén, sino de otro; ninguno de esos libramientos aparecen aprobados ni firmados por Rafael Germosén; solamente esas dos condiciones habrán de motivar al juez a dictar un No Ha Lugar a su favor”, dijo la defensa.

Afirmó que en su condición de Contralor Germosen debía autorizar miles de pagos que le remitían las instituciones públicas para su cumplimiento, porque esa era su función.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here