Comité especial denuncia que el ataque al Congreso fue la culminación de un intento de Trump por dar un golpe de estado

0
96

Washington D.C. – Un comité especial de la Cámara de Representantes de Estados Unidos comenzó esta noche a presentar la evidencia que sostienen corrobora que el ataque del 6 de enero en contra del Congreso fue la culminación del esfuerzo del entonces presidente Donald Trump por dar un golpe de estado.

Para ello mostraron vídeos del ataque – algunos inéditos-, de interrogatorios a exfuncionarios del gobierno, decisiones judiciales y testimonios de familiares del expresidente Trump.

“Se trató de la culminación de un intento de golpe de estado”, afirmo el presidente del comité especial, el demócrata Bennie Thompson (Misisipi), quien a su vez encabeza el Comité de Seguridad Interna.

En su turno inicial, la republicana Liz Cheney (Wyoming), vicepresidenta del comité y víctima constante de los insultos de Trump, afirmó que el entonces presidente “convocó a las turbas, reunió a la turbas y encendió la llama de este ataque”.

La presentación integró vídeo de los sucesos del día con testimonios que subrayaron como Trump buscaba revertir los resultados de las elecciones legislativas, mientras asesores cercanos, desde el secretario de Justicia, William Barr, hasta el abogado de su campaña, Alex Cannon, le advertían que no había evidencia de que la victoria del ahora presidente Joe Biden se debiera al fraude electoral.

Como consecuencia del ataque al Congreso del 6 de enero de 2021 – que provocó por lo menos cinco muertes e interrumpió por horas la certificación del resultado de las elecciones presidenciales-, la Cámara de Representantes aprobó ese mismo mes un cargo de incitación a la insurrección en contra de Trump y promovió por segunda ocasión en el cuatrienio su destitución, aunque los republicanos del Senado le absolvieron.

Solo siete senadores republicanos votaron por la culpabilidad de Trump en ese segundo juicio político: Richard Burr (Carolina del Norte); Bill Cassidy (Luisiana); Pat Toomey (Pensilvania); Ben Sasse (Nebraska); Susan Collins (Maine); Mitt Romney (Utah); y Lisa Murkowski (Alaska). Toomey y Burr no van a la reelección.

El vídeo que muestra la invasión recoge en gran medida el pietaje del documentalista Nick Quested, quien ese día siguió al grupo de extrema derecha Proud Boys, imputados de conspiración sediciosa y de iniciar la entrada por la fuerza al Capitolio.

Quested relató que el grupo estuvo en comunicación con otra organización de extrema derecha Oath Keepers, cuyos líderes también han sido imputados de conspiracion sediciosa por los sucesos de ese día.

Pero, sobre todo indicó que los miembros de Proud Boys tenían su plan de desvinculado de la manifestación de ese día en respaldo a Trump, pues marcharon hasta el Capitolio antes de que el presidente ofreciera el mensaje en el que motivo a sus seguidores a ir al Congreso a pedirle cuentas a los legisladores y al vicepresidente Michael Pence, a quien trató sin éxito de convencer para que anulara los votos de varios estados para abrir la puerta a revertir la voluntad de los electores.

El investigador del comité, Marcus Childress, relató que en un tuit del 19 de diciembre de 2020 Trump ya prometía que el 6 de enero – cuando el Congreso se reunía para certificar los resultados de las presidenciales- sería “salvaje”, y que ese mensaje fue considerado por los Proud Boys como “un llamado a tomar las armas”.

Junto a Quested declaró en la sesión la policía del Capitolio Caroline Edwards, quien fue una de las agentes que resultó herida. “Recuerdo ese momento de miar detrás de la linea de defensa y ver la absoluta zona de guerra en que se había convetido el lado oeste”, sostuvo Edwards.

El primer testimonio que presentaron fue un vídeo del interrogatorio a Barr, quien era el secretario de Justicia, y dijo que le comunicó al entonces presidente Trump que no había evidencia de que las elecciones presidenciales hubiesen sido fraudulentas.

Jason Miller, ex asesor de Trump, dijo que la noche de la elección se le informó al entonces presidente que iba a perder la contienda electoral.

Cannon, ex abogado de la campaña de Trump, afirmó que a mediados de noviembre de 2020 le informó al jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, que no había pruebas que permitieran alegar fraude que cambiara el resultado. “Recuerdo haber compartido con (Meadows) que no estábamos encontrando nada que fuera suficiente para cambiar los resultados en ninguno de los estados clave”, dijo Cannnon.

En el vídeo de su testimonio, Ivanka Trump – hija del expresidente y quien fue su asesora en la Casa Blanca, dijo que aceptó la versión del secretario de Justicia Barr de que no había evidencia de fraude que pudiera cambiar el resultado de las elecciones presidenciales.

El liderato republicano cameral se ha desvinculado de la investigación después de que la speaker Nancy Pelosi impugnó dos – Jim Banks y Jim Jordan-, de los cinco candidatos a la comisión especial que propuso el jefe de la minoría, Kevin McCarthy (California).

Tras la negativa de McCarthy a participar de la investigación, Pelosi logró que dos republicanos críticos de Trump, Cheney y Adam Kinzinger (Ilinois) se integraran a la comisión especial, de la que también forman parte siete demócratas, incluido Thompson.

Temprano en el día, el liderato republicano trató de poner en tela de juicio la investigación y el inicio de las audiencias. Para McCarthy, la investigación del comité especial es pura política e insistió en que debió incluir los actos de violencia que ocurrieron durante las protestas que se desataron durante la rebelión social de 2020 en contra del racismo.

Cuando se le preguntó si pensaba que Trump tuvo responsabilidad en el ataque al Congreso, como expresó horas depsués del acto de insurrección, McCarthy afirmó que “pienso que todo el mundo en el país tiene alguna responsabilidad”.

En su declaración, la congresista Cheney también se dirigió a sus compañeros de partido: “Esta noche les digo a mis colegas republicanos que defienden lo indefendible: llegará un día en que Donald Trump se haya ido, pero su deshonra permanecerá”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here