Comité Judicial del Senado negó nominación de Héctor LaSalle al máximo cargo en la Corte Suprema de Nueva York

0
20

Sin mayores sorpresas, después de una audiencia de cinco horas, el Comité Judicial del Senado del estado de Nueva York votó este miércoles para bloquear la nominación de la gobernadora Kathy Hochul, la cual hubiese ratificado a Héctor LaSalle como el primer latino en ocupar la posición más alta en la Corte de Apelaciones del estado de Nueva York.

Este hecho marca un capítulo en la historia judicial: No tiene precedentes que el Senado estatal haya negado este tipo de nominación de un gobernador de su mismo partido político.

El comité de 19 miembros votó 10 a 9 en contra de llevar al juez LaSalle a una votación completa en el pleno del Senado. Los 10 que votaron en contra del juez eran demócratas; dos demócratas lo apoyaron, mientras que un demócrata y los seis republicanos votaron a favor “sin recomendación”.

De inmediato, cuando su nombre apareció el pasado 22 de diciembre, grupos liberales, incluidos legisladores demócratas del ala progresista, dejaron claros sus temores de que el historial del juez, nacido en Long Island y de padres puertorriqueños, apuntaba a que se alineará con los jueces conservadores en la Corte de Apelaciones.

En resumen, sus críticos han definido a LaSalle como “anti-aborto, anti-sindicato, anti-inmigrante y anti-debido proceso”, tras poner sobre la mesa una serie de sentencias “controversiales” con las cuales ha estado asociado en 14 años de carrera judicial.

En contraparte, varias organizaciones, asociaciones de abogados y líderes electos del partido demócrata siguen rechazando la etiqueta de “conservador” , la cual privó sobre la revisión de fondo de sus credenciales. Lo cual terminó en una votación que enfrió su nominación.

Una votación ya cantada

En última instancia, solo dos demócratas del Senado, Luis Sepúlveda de El Bronx y Kevin Thomas de Long Island, votaron para avanzar en la nominación de LaSalle a una votación plenaria. Mientras que diez de sus colegas votaron en contra. 

En medio de esta verdadera “batalla”, el  legislador de origen puertorriqueño, Luis Sepúlveda, indicó que no tenía antecedentes “en su memoria” de un nominado a la Corte Suprema que haya sido el blanco de tantos ataques.

“Pero hemos visto por el contrario, como decenas de sindicatos, organizaciones y asociaciones de abogados han dado el respaldo a la impecable carrera judicial de LaSalle. Vamos a chequear lo que tenemos que chequear. No defendemos su nominación solo porque sea latino. El reúne como nadie, las credenciales y el prestigio para este cargo”, esgrimió durante la sesión.

LaSalle es actualmente el juez presidente de la División de Apelaciones del Segundo Departamento Judicial de la Corte Suprema del Estado de Nueva York, que maneja apelaciones civiles y penales de Brooklyn, Queens, Staten Island, el condado de Westchester y media docena de otros condados.

Incluso antes de que comenzara la audiencia, catorce demócratas del Senado ya habían indicado públicamente que rechazarían la nominación, si llegaba al pleno, incluidos varios miembros del Comité Judicial.

Sin embargo, el presidente de este comité Brad Hoylman-Sigal de Manhattan, se comprometió a celebrar una “audiencia justa” y permitir que LaSalle esbozara sus argumentos.

“Es fundamental que esta audiencia sea exhaustiva para el candidato”, acotó Hoylman.

El senador Luis Sepúlveda fue el único senador hispano en el comité de justicia que apoyó la nominación de LaSalle. (Foto Cortesía: Twitter Luis Sepúlveda)

Hochul: “Esperamos el Senado en pleno”

A minutos que se conociera el resultado de la reunión legislativa, la gobernadora Hochul difundió un comunicado en donde como era predecible, mostró su decepción del resultado de esta votación. Sin dejar claro cuáles movidas políticas o legales podrían esperarse de su despacho en las próximas horas.

“Los neoyorquinos tuvieron la oportunidad de escuchar directamente al juez LaSalle. Lo que conocieron fue una afirmación de su compromiso con la equidad y la justicia. También compartió sus antecedentes y puntos de vista personales. Incluido su profundo apoyo a los trabajadores organizados. Y una creencia inequívoca en el derecho al aborto”, remarcó.

Agregó que su candidato a la máxima posición judicial de Nueva York, “demostró exactamente por qué es la persona adecuada para este cargo, debido a su amplia experiencia, temperamento judicial e integridad”.

Hochul concluyó que si bien fue una audiencia exhaustiva, “no fue justa”.

“El resultado estaba predeterminado. Varios senadores declararon cómo iban a votar, incluso antes de que comenzara la audiencia. Incluidos aquellos a quienes recientemente se les otorgó un puesto en el Comité Judicial. Si bien esta comisión desempeña un papel. Creemos que la Constitución requiere la acción del Senado en pleno”.

LaSalle: “Soy un defensor de la ley”

Antes de la votación en el Senado, que le cerró inicialmente las puertas a su confirmación para ocupar la máxima posición en la corte de Nueva York, el propio Juez LaSalle prometió “aclarar las cosas” sobre su historial judicial, en lo que fue su primer discurso público desde que su nombre despertó una “guerra sin cuartel”, entre la mandataria estatal y un cuadro de legisladores demócratas.

“Yo crecí en una comunidad de clase trabajadora. En mi carrera mi compromiso ha sido administrar la justicia de manera igualitaria, basado en los fundamentos de las leyes y la Constitución”, destacó en múltiples ocasiones ante las “estocadas” de los legisladores.

En varias de sus intervenciones, se autocalificó como un defensor de los derechos sindicales y electorales, la libertad de los derechos de la mujer, como el acceso al aborto.

El jurista recordó su crianza en un hogar de padres isleños de la “clase trabajadora sindicalizada” en Long Island. Insistió frente al Comité en Albany, que ha trabajo en derribar las barreras que afectan a las comunidades marginadas. También reafirmó su creencia en el derecho de la mujer a los servicios de aborto.

“Personalmente, creo firmemente en el derecho de la mujer a tomar sus propias decisiones reproductivas. No quiero que mi hija tenga menos derechos que su madre”, aclaró.

LaSalle, que en las últimas horas despertó un grupo de apoyo que provino fundamentalmente de la clase política demócrata latina del estado, defendió durante horas su historial.

Sin éxito trató de calmar las aguas de un aluvión de legisladores, grupos sindicales y defensores de los derechos civiles que lo habían “sentenciado” por sus preocupaciones de que se pondría supuestamente del lado del ala más conservadora de la corte.

“Algunos han dicho que el trabajo de un juez es un árbitro, llamando bolas y strikes. Pero la jueza Sonia Sotomayor, un modelo a seguir para mí y para muchos latinos, ha observado astutamente que los árbitros pueden decidir dónde está la zona de strike”, ejemplificó.

¿Todo está perdido?

Como proyectan analistas a medios locales, si tal como sucedió, el comité de 13 demócratas y seis republicanos rechazaban al nominado, existe la posibilidad de que el proceso de confirmación termine en los tribunales. Una versión que no fue confirmada al cierre de esta nota.

La gobernadora Hochul y algunos de sus partidarios que se temían este resultado, ya habían asomado que la “votación inicial” de este comité es irrelevante y que su “juez escogido” debe estar sujeto a una votación en pleno del Senado.

“Estoy dispuesta a hacer todo lo necesario para que el comité lo apruebe”, dijo la semana pasada Hochul, cuando se le preguntó si estaba considerando demandar, luego de plantear preguntas sobre el proceso constitucional para el nombramiento.

El escenario referido por The New York Times para “salvar la nominación” de LaSalle, podría encontrarse en la convocatoria de una votación de toda la Cámara, un espacio en donde la mandataria estatal tendría una “mayor flexibilidad para juntar suficientes votos de los demócratas e incluso de algunos republicanos en minoría para confirmar al juez”.

Otras informaciones extraoficiales, indican que la gobernadora estaba en proceso de contratar a un litigante para demandar al Senado, si bloqueaba el procedimiento para confirmar a LaSalle.

Manzanas de la discordia

Durante la sesión hubo mención frecuente, de por lo menos tres sentencias, que a criterio de los legisladores, son “signos de las posturas filosóficas conservadoras” de LaSalle.

Como aseveraron miembros de la comisión judicial, en 2007 se unió a una opinión unánime de la corte que ordenaba al fiscal general de Nueva York, limitar su poder de citación e investigación a los responsables un centro de embarazo en crisis, que son consideradas unidades “antiaborto”.

Ese caso involucró la investigación del fiscal sobre una organización que operaba “centros de embarazo en crisis”, que a veces se hacen pasar por clínicas de salud reproductiva, pero intentan convencer a las pacientes de que no aborten.

La oficina del fiscal general citó a representantes de estos centros, buscando documentos como parte de una investigación sobre si los centros “podían estar involucrados en la práctica no autorizada de la medicina”. 

Mientras tanto, los centros impugnaron la citación, alegando que tuvo un “efecto paralizador” en su defensa protegida por la Primera Enmienda de la Constitución.

Por este caso en específico, se dio lugar a acusaciones, de que el juez nominado había sido “hostil a los derechos reproductivos de la mujer”.

En esta dirección, el senador estatal John Liu de Queens, concluyó en la audiencia: “Según su historial, creo que no es injusto que proyectemos cuáles podrían ser algunas de sus decisiones en el futuro”.

Liu subrayó la importancia del proceso de nominación del juez principal, dejando clara su posición en contra LaSalle.

“Debemos mantener los tribunales estatales como un baluarte contra los tribunales federales, que como hemos visto son capaces de anular años de conquistas en una serie de temas de alto perfil, como el aborto, por hablar solo de un tema”, perfiló.

En otra sentencia puesta sobre la mesa, se recordó también el caso de Cablevisión, en donde de acuerdo con los registros, apoyó a una decisión unánime entre el panel de apelaciones de jueces, para permitir que avanzara una demanda por difamación de esta empresa, contra miembros individuales de un sindicato.

Otra sentencia que formó parte de las cartas barajadas este miércoles en esta comisión del senado, data de 2014, en donde LaSalle fue señalado de apoyar una sentencia que supuestamente habría limitado drásticamente el derecho de un acusado ​​penal a comprender a qué derechos estaba renunciando cuando se declaraba culpable de un delito.

En esos casos, el juez aclaró que se unió pero no escribió nada específico que reforzara la opinión de la mayoría, lo que “no permite discernir sobre su razonamiento legal, ni filosofía personal”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here