EL DIARIO NY NUEVA YORK Criminalidad en NY: caso de bodeguero pone en relieve el argumento de “defensa propia”

0
62

Luego que se lograra su libertad condicional de José Alba, la Unión de Bodegueros de América y la Asociación de Pequeños Negocios de NYC iniciaron una cruzada para que la fiscalía retire todos los cargos criminales en contra del isleño.

Hay registros de un nuevo video divulgado este fin de semana que da otras luces al caso del bodeguero dominicanoJosé Alba, de 61 años, acusado de homicidio, luego que enfrentara un violento reclamo de Austin Simon, de 37 años.

De acuerdo con el hallazgo, el isleño antes de atacar con el cuchillo a Simon, quien saltó el mostrador del establecimiento, había tratado de mediar con palabras para “evitar problemas”. Se trata de un nuevo elemento, que da fuerza al argumento de “defensa propia”, que esgrimen no solo sus defensores judiciales, sino varias coaliciones de pequeños comerciantes en la Gran Manzana.

El comerciante se encuentra en libertad condicional, luego que se rebajara su fianza de $250,000 a $50,000, pero ahora las asociaciones de bodegueros y pequeños comerciantes de la Gran Manzana se han trazado otra meta: Que la fiscalía retire todos los cargos al isleño.

Este martes los líderes de la Unión de Bodegueros de América (UBA) solicitarán formalmente al fiscal de distrito de Manhattan, Alvin Bragg que libere de cualquier cargo penal por homicidio al inmigrante envuelto en el incidente el pasado 1 de julio, bajo el argumento que actuó “en defensa propia”.

“El señor Alba claramente se estaba defendiendo de un hombre más joven y fuerte que lo agredió. No hubo tiempo para que pensara cuando su vida estaba claramente en peligro. Las cintas de video muestran claramente quién fue el agresor en este caso”, reiteró Radhames Rodríguez, presidente de UBA.

Este hecho que valió la movilización de líderes comunitarios, de asociaciones comerciales y la comunidad dominicana residente en el Alto Manhattan, abrió nuevamente el compás del delicado debate sobre la criminalidad en la ciudad de Nueva York. Pero también sobre la complicada línea del derecho a la defensa de los comerciantes y los ciudadanos cuando se encuentran ante un peligro claro.

“Todo neoyorquino trabajador tiene derecho a defenderse cuando es agredido. El señor Alba y su familia han pasado por suficiente dolor y sufrimiento. Ellos no tienen el dinero para un abogado defensor. Y es una pérdida de dinero de los contribuyentes presentar cargos de asesinato contra un hombre trabajador, sin antecedentes penales. Tenemos la esperanza de que el fiscal Braggs escuche y comprenda esta petición. Debe retirar todos los cargos”, aseveró Fernando Mateo, portavoz de UBA.

El bodeguero dominicano, José Alba de 61 años ( a la derecha) también resultó herido en la refriega. (Foto: Cortesía Asociación de Pequeños Negocios de NYC)

Sugieren leyes similares a Florida

La opinión de Mateo, expresada ante medios locales, es que ante la elevada tasa criminal que afecta a los establecimientos comerciales pequeños en la Gran Manzana, se debería adoptar una versión local de la controvertida Ley de Florida conocida como Defiende tu terreno (“Stand Your Ground”).

El estatuto de autodefensa vigente, promulgado por la legislatura de Florida en 2005,  aunque está rodeada de muchos detalles técnicos, en resumen permite a las personas protegerse a sí mismas o a su propiedad mediante el uso de la fuerza en caso que se encuentren claramente amenazadas.

Antes que esta norma se promulgara, se esperaba que las personas amenazadas hicieran todo lo posible para alejarse de la situación, pero ‘Stand Your Ground’ eliminó esa barrera, permitiendo que las personas actúen con fuerza defensiva en determinadas situaciones.

Aunque este controversial estatuto legal en el estado del sur, enfrenta muchos desafíos legales, todavía hay muchas preguntas sobre cuándo se aplica y cómo reclamar la legítima defensa y la inmunidad ante cargos criminales después de un arresto.

Nueva York no tiene estatutos similares, pero permite ciertos reclamos de defensa propia en situaciones muy especiales para proteger espacios domésticos.

Ante el caso de Alba, el líder de UBA argumenta que un estatuto más amplio en Nueva York, similar al de Florida, le habría proporcionado al comerciante “fundamentos legales para apuñalar y herir mortalmente a Austin Simon, cuando irrumpió detrás del mostrador de su negocio para atacarlo”.

Unión gremial a favor de Alba

A la petición de la Unión de Bodegueros de América se unirá también este martes la Asociación de Comerciantes Estadounidenses de Yemen (YAMA) que en conjunto representan a más de 20,000 propietarios de pequeños negocios, incluyendo las bodegas de la Gran Manzana.

“Está claro para UBA y YAMA que el caso de José Alba es un caso de defensa propia, esperamos que el fiscal esté de acuerdo con nosotros. La autodefensa no es un delito cuando la alternativa es que te maten. Es hora de permitir que los neoyorquinos se mantengan firmes frente a los ataques de los delincuentes”, dijo Fernando Mateo.

Para otro bodeguero como Francisco Marte, quien además es Presidente de la Asociación de Bodegueros y Pequeños Negocios de Nueva York, su colega  es “inocente y todas las últimas evidencias registradas claramente en los videos, dicen que actuó en defensa propia. Es la naturaleza humana defenderse de un ataque”.

Este líder de los bodegueros, quien tiene su propio negocio en El Bronx, también se une a la petición de varias organizaciones gremiales de exhortar al fiscal a “librar de toda culpa y antecedente criminales” al bodeguero quisqueyano.

Además, Marte puntualiza que este lamentable suceso pone nuevamente sobre la mesa la necesidad de revisar a fondo la actuación del sistema de justicia y de apoyar a la Uniformada.

“La verdad es que nuestros bodegueros siguen agobiados por parte de los delincuentes, que no le tienen miedo a cometer delitos menores, como el robo, porque saben que el sistema judicial no los va a procesar. En este caso específico, nuestro compañero no se estaba defendiendo de un robo. Ni un asalto. Pero si no actuaba como lo hizo, él hubiese resultado asesinado”, remató Marte.

El comerciante dominicano indica que desde este verano la Asociación de Bodegueros y Pequeños Negocios iniciará una campaña para exigir más seguridad a través de la distribución de “stickers” de apoyo al Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York (NYPD).

“Todos los días nuestros comerciantes están lidiando con una ola criminal que no baja. Se trata de un padre de familia honesto que terminó cometiendo un acto extremo para defender su vida. Nosotros hemos apoyado a José Alba, desde el primer minuto, porque sabemos lo que pasan miles de bodegueros todos los días. Y en este caso, las grabaciones dejan el hecho muy claro”, destacó Marte.

Otro bodeguero consultado por El Diario, en El Bronx, quien prefirió reservar su identidad, confesó que a veces por evitar conflictos dejan pasar muchas “malas actuaciones”, pero que diariamente cuestan cientos y cientos de dólares a pequeños negocios que están “apenas sobreviviendo”.

“Yo opté por decirle a mi esposa, que me ayudaba en el negocio, a que no viniera más. A veces los mismos delincuentes de la cuadra, entran y se llevan cosas del refrigerador y te enseñan que tienen armas, para que no le reclames nada. Si tu reclamas te puedes ganar una bala”, contó.

Este comerciante relata que todos los días abren los negocios sabiendo que estarán expuestos a alguna forma de violencia.

“Sino son robos, son insultos, ataques verbales, amenazas. El último incidente que tuve fue con un muchacho que me exigió le diera cigarros. Como le dije que no, me saltó encima. Y salió riéndose gritando que llamara a la policía”.

Habla José Alba: “Yo no quería hacer eso”

Todo esta historia de horror para una familia de inmigrantes dominicanos empezó en la noche del pasado 1 de julio por la venta de unas papas fritas, en la bodega ‘Blue Moon’ propiedad de José Alba, en la calle 139 y Avenida Broadway, en el vecindario de Hamilton Heights en el Alto Manhattan.

Una mujer con su hija de 10 años intentó pagar unos ‘snacks’, pero la tarjeta electrónica de beneficios declinó. Después que la transacción no se completara, el bodeguero le retiró el producto a la niña.

De acuerdo con las versiones de medios locales, la madre de la pequeña fue a contarle a su novio. A los diez minutos, este entró violentamente y saltó al área detrás del mostrador. Allí comenzó a reclamarle violentamente al bodeguero y empezó a empujarlo, como registran las cámaras de seguridad.

“Tomé el cuchillo que usamos para abrir cajas y lo apuñalé”, contó Alba, quien ahora enfrenta cargos de asesinato. Permaneció una semana en la prisión de Rikers Island. Logró una reducción de la fianza y el beneficio de ser enjuiciado en libertad.

En sus primeras declaraciones a la espera del juicio, el bodeguero aseguró a The New York Post: “No pensé que esto pudiera pasar. Me siento muy triste. En ese momento estaba en shock. Les pediría a la familia que me perdonaran. No quería hacer eso”, indicó.

El fin de semana se dio a conocer una nueva grabación de las cámaras de seguridad del negocio que demuestran que Alba intentó evitar la confrontación al señalarle al hoy occiso que no quería problemas.

“Papa, no quiero problemas, papa”, le pidió a la víctima mortal, Austin Simon, de 37 años quien poseía antecedentes criminales.

En la refriega, el bodeguero dominicano también recibió tres heridas por un arma blanca, dos en el hombro y una en la mano. De acuerdo con su abogado defensor, el ataque fue perpetrado por la novia de Simon, en el momento del reclamo. Una versión negada radicalmente por la familia.

Alba quien vino a Nueva York, hace 30 años, es padre de tres hijos y vino a buscar una vida mejor. Ahora enfrenta cargos por asesinato de segunda grado y posesión criminal de un arma. La próxima audiencia está pautada para el próximo 22 de julio.

Esta semana nuevos videos muestran otras perspectivas sobre la noche caótica dentro de la bodega, en donde sus defensores legales detallan que supuestamente el comerciante pudo haber sido apuñalado mortalmente durante el altercado fatal en su tienda.

Por su parte, Doug Cohen, un vocero del fiscal Bragg dijo a The New York Times que las discusiones sobre cambiar las condiciones de la fianza de Alba comenzaron el pasado sábado después que fue procesado.

“Continuamos revisando la evidencia y la investigación está en curso”, compartió Cohen en un comunicado.

En medio del caos, familiares del hombre que resultó muerto por varias heridas en el cuello, dijeron “que él tuvo una vida difícil, pero fue asesinado tratando de proteger a alguien que le importaba”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here