“El macuteo se acabó”, afirma el director general de Migración

0
46

Según denuncias recibidas por este medio, en el centro donde detienen a inmigrantes indocumentados, los empleados cobraban a familiares de los detenidos entre 500 y 12,000 pesos para pasarles comida o liberarles

El director general de Migración, Venancio Alcántara, dijo que se ha acabado el “macuteo” en la institución y garantizó que no hay casos de sobornos en el Centro Vacacional de Haina.

Según denuncias recibidas por este medio, en el centro donde detienen a inmigrantes indocumentados, los empleados cobraban a familiares de los detenidos entre 500 y 12,000 pesos para pasarles comida o liberarles.

“Ese macuteo se acabó. Donde yo estoy no hay macuteo. Este gobierno actúa con transparencia y no permite vagabunderías, no permite ningún tipo de corrupción. Entonces nosotros estamos detrás de eso donde quiera que estamos”, señaló Alcántara en una visita a Listín Diario.

Tras asumir el puesto el 4 de agosto, Alcántara escuchó rumores de los sobornos en el Centro Vacacional de Haina y, según afirmó, tomó acciones inmediatas para acabar con el “picoteo”.

Entre las principales estuvo la designación de nuevos subdirectores del centro como parte de una comisión para investigar el presunto trueque.

También colocó a un nuevo jefe de Seguridad, a quien describió como un hombre serio. Asimismo, a un nuevo jefe de Inteligencia.   

Otra de las medidas fue remover a seis suboficiales que tenían el control del chequeo de los migrantes indocumentados que eran llevados al vacacional de Haina.

Alcántara añadió que de haberse dado el “macuteo” tenía que hacerse el mismo día del apresamiento del indocumentado, porque los detenidos son llevados al día siguiente a la frontera.

“La oportunidad de hacer eso es asunto de un día porque nosotros tenemos ahí un proceso que es dinámico, que es diario, ahí no se detiene gente permanente, la gente se lleva un día y al otro día se transporta a la frontera, entonces yo cambié a todos los que tienen acceso al chequeo y al procesamiento de los extranjeros que llevamos allá”, expresó el funcionario.

Remodelación

Alcántara indicó que el centro vacacional está siendo reparado porque al momento de su designación estaba en condiciones deplorables. “Incluso el cónsul estadounidense me visitó y me hizo esa crítica”, apuntó.

Entre los planes de remodelación está preparar un área que sería manejada por el Departamento Nacional de Investigaciones (DNI) para tomar datos biométricos de los detenidos.

La Dirección General de Migración ha registrado a 67,000 extranjeros biométricamente.

Deportaciones

Entre el 1 de mayo y el 30 de septiembre de este año fueron deportados 50,247, el 99 por ciento eran haitianos, seguido de cubanos con 21 deportaciones, 7 estadounidenses, 6 venezolanos, 3 italianos, y un ecuatoriano, canadiense, bahameño, belga, hongkonés y ruso.

Durante el mismo periodo, la DGM procesó a 88,664 haitianos, de los cuales 23,781 han retornado voluntariamente a su país y 14,476 han sido repatriados.  Alcántara señaló que en los últimos dos meses ha incrementado el número de deportaciones de haitianos, porque han encabezado operativos diarios.

El desorden

El pasado jueves el Listín Diario publicó un reportaje  en el que revela que el Centro Vacacional de Haina, que funciona como espacio de acopio para los indocumentados, se ha convertido en un lugar de trueque entre gente encargada de funciones allí y aquellos que necesitan de información de sus familiares.

Los precios que se divulgan entre quienes se dedican a pasar su día con la misión de entender el proceso, la liberación de un indocumentado es ofrecida a un precio de entre 12,000 a 13,000 pesos, en el caso de quienes solo necesitan pasarle comida  o dinero a sus familiares, estos deben pagar de 500 a 1,000  pesos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here