Estudiantes y maestros de NYC regresan a clases dando nota negativa a la Ciudad por millonarios recortes a escuelas

0
28

Este jueves unos 900,000 niños, incluyendo a inmigrantes recién llegados, iniciarán el nuevo año escolar con serias preocupaciones ante la reducción de recursos, mientras el Concejo insta al Alcalde y al Canciller de Educación a revertir cambios en presupuestos escolares.

Este jueves unos 900,000 niños de la Gran Manzana, como Alejandro Rodríguez, alistarán sus mochilas y asistirán a las 1,600 escuelas públicas de la Ciudad de Nueva York, en el que será el primer día del nuevo año escolar.

Pero más allá de la emoción de algunos o las caras largas de otros, como Rodríguez, quien empezará tercer grado, y no quiere que se acaben las vacaciones, la gran preocupación de padres de familia y defensores de estudiantes es saber que la mayoría de las escuelas tendrán que hacer “malabares” para poder seguir funcionando bien. La Ciudad recortó $469 millones de dólares de la Financiación Justa para Estudiantes (FSF) y organizaciones denuncian que la guillotina a los fondos alcanzará un total de hasta $1,300 millones en el 96% de las instituciones educativas de los cinco condados, lo que pondrá a “parir chayotes” a directores y maestros.

Así lo denuncian defensores de los estudiantes, como Leonie Haimson, directora de la organización “Class Size Matters”, quien advirtió que los análisis adelantados por diferentes grupos como el suyo, revelan que, a partir del 21 de agosto pasado, un total de 1,514 escuelas, lo que representa el 96% de todas, sufrieron recortes en comparación con el año pasado, mientras que solo 68 planteles, es decir, el 4%) vieron aumentos.

La activista asegura que de no darse cambios urgentes en el restablecimiento de los fondos cortados, el panorama escolar va a estar cuesta arriba, principalmente para comunidades de estudiantes latinos y negros, que llevan años lidiando con salones sobrepoblados, que pudieran empeorarse.

“Esperamos que el tamaño de las clases aumente considerablemente en muchas escuelas debido a estos recortes, no podemos saber exactamente cuántos en este momento, pero a partir de julio, se excedieron 700 maestros”, aseguró Haimson. “En general, el tamaño de las clases tiende a ser más alto en las escuelas con un gran número de estudiantes ELL (que están aprendiendo inglés), y se espera que eso continúe”.

La defensora para que los salones de clase tengan grupos más pequeños, explicó que aquellas escuelas con recortes experimentaron una disminución promedio de $865,182, lo que equivale al 10.6% de sus presupuestos.

Esperamos que el Alcalde Adams escuche las voces de los padres, maestros, estudiantes y funcionarios electos, hablando al unísono sobre el impacto dañino de estos recortes en nuestras escuelas, justo cuando nuestros hijos necesitan estabilidad para reconectarse y recuperarse de las interrupciones causadas por más de dos años de pandemia, que todavía está con nosotros”, agregó la activista, quien cuestionó al Alcalde sobre si “dañando a los estudiantes por estos recortes”, el aumento del tamaño de las clases y la pérdida de programas de arte y música, conducirá a la Ciudad a un ahorro de costos significativo.

El Concejo Municipal también levantó su voz de protesta, y en la antesala del regreso a clases, este martes aprobó una resolución con la que insta al Alcalde y al Canciller de Educación a revertir las reducciones en los presupuestos escolares, instando a que devuelva a las escuelas lo que les quitó.

Nuestra resolución ordena al Alcalde y al Canciller que faciliten al DOE la restauración de los $469 millones que eliminó de los presupuestos escolares, una cantidad que es casi tres veces mayor que cualquier reducción en el presupuesto de la Ciudad”, dijo la presidenta del órgano legislativo, Adrienne Adams. “Estas acciones irresponsables dejan de apoyar verdaderamente a nuestros estudiantes y comunidades escolares, y el DOE debe revertirlas. La respuesta a la disminución de la inscripción no puede ser simplemente que el DOE tome dinero de las escuelas”.

Julissa Bisogno, organizadora de padres de familia y líder de educación de la organización Make the Road NY, se puso a tono con las críticas y le pidió al Alcalde Adams que en vez de seguir peleando en la corte por mantener su voluntad de recortes, se ponga del lado correcto.

“En dos días vamos a empezar el nuevo año escolar con una situación bien preocupante. No solamente seguimos con escuelas sobrepobladas, que ya estaban con esos problemas antes de la pandemia y que se empeoraron, sino que esas escuelas deberán seguir operando con menos recursos. Es sumamente grave”, dijo la madre de familia.

Ahora mas que nunca, cuando vemos que la pandemia sigue, las escuelas deben estar recibiendo todos los fondos necesarios para ayudar a nuestros niños a superarse en las escuelas, pues allí es donde pasan la mayor parte del tiempo. No podemos permitir menos maestros, menos programas, y menos apoyo en salud mental”.

Leonie Haimson, directora ejecutiva de Class Size Matters

La líder comunitaria manifestó que la situación todavía luce mucho más preocupante, debido a la llegada de cientos de niños inmigrantes que han sido enviados en autobuses desde la frontera y que tendrán que entrar a las escuelas públicas.

El Alcalde no puede seguir siendo terco en quitarnos recursos, cuando él mismo ha visto en Port Authority que de cada 10 buses llegando cada día, la mitad vienen con niños y necesitan más recursos, al igual que los que ya están inscritos, no menos”, agregó Bisogno, asegurando que la fórmula que la Ciudad usó para reducir fondos a las escuelas aduciendo retiro de estudiantes fue equivocada.

El Defensor del Pueblo, Jumaane Williams, también se mostró alarmado ante el inicio del año escolar con menos dinero en las escuelas, y destacó que no se puede desconocer la realidad de mas niños inmigrantes llegando a la Gran Manzana.

“Los recortes presupuestarios que enfrentan nuestras escuelas públicas son inaceptables e insostenibles, especialmente porque tantos niños inmigrantes ingresarán a nuestras escuelas por primera vez esta semana. No podemos y no aceptaremos aulas superpobladas, escuelas con pocos recursos y menos oportunidades para los neoyorquinos más jóvenes”, dijo el funcionario, recalcando que esto afectará mayormente a las comunidades más pobres que siempre sufren los mayores embates.

“Como siempre, los recortes presupuestarios causarán un daño desproporcionado en las escuelas que ya atienden a los más vulnerables: estudiantes pobres, estudiantes de más color y estudiantes que no hablan inglés. Todos los neoyorquinos merecen una educación de clase mundial, y nuestras escuelas deben recibir los fondos y el apoyo necesarios para que todos los estudiantes prosperen”, dijo Williams.

Andrea Ortiz, directora de Política Educativa de la organización New York Immigration Coalition (NYIC) señaló que los recortes presupuestarios masivos que enfrentan las escuelas para este nuevo año escolar están teniendo un “impacto desastroso” en su capacidad para satisfacer plenamente las necesidades de todos los estudiantes. “Esto es especialmente cierto para los estudiantes inmigrantes y de bajos ingresos que enfrentan una multitud de desafíos en nuestro sistema educativo, incluida la posibilidad de acceder a los recursos académicos y generales que necesitan para tener éxito”, dijo la defensora, pidiendo que ningún niño, incluyendo a los recién llegados, se quede por fuera de las aulas.

“Deben proporcionar servicios de traducción e interpretación adecuados para garantizar que tengan acceso a todos los recursos que brindan nuestras escuelas. Instamos a la ciudad a que realmente valore e invierta en todos los inmigrantes y coloque a los niños solicitantes de asilo en escuelas que tengan un sólido historial y capacitación en el apoyo a inmigrantes recién llegados y estudiantes del idioma inglés (ELL, por sus siglas en inglés)”, agregó Ortiz.

Por el lado de los maestros, la percepción y las preocupaciones son similares, pues advierten que los recortes con los que este jueves comenzarán a funcionar la gran mayoría de los planteles, afectarán severamente el desarrollo del año escolar, si no se arregla el curso de los fondos retirados.

Así lo afirma, Michael Mulgrew, presidente de la Federación Unida de Maestros (UFT), quien reconoció que los recortes, que tildó como “escandalosos” han provocado que directores y personal escolar tengan que hacer malabares para poder recibir bien a los niños.

En un momento en que el DOE nos pide que hagamos más por nuestros estudiantes y comunidades, es increíble que opte por darnos menos. Después de los años más difíciles de la memoria reciente de la ciudad, esto es una bofetada”, aseguró el líder sindical, quien ha estado abogando por la restauración de los fondos para las escuelas, a fin de poder sacar a las comunidades más vulnerables de la destrucción provocada por la pandemia.

“Durante meses, no hemos recibido respuestas claras a nuestras preguntas: ¿Por qué se recortó fondos para las escuelas en un momento tan crucial? ¿Por qué el DOE decidió recortar los presupuestos escolares cuando el presupuesto del DOE no se ha recortado? ¿Adónde va el dinero, si no a las escuelas?”, cuestionó Mulgrew, apuntando hacia la decisión que calificó de errada.

“El aumento de las necesidades de nuestros estudiantes y familias es innegable y, sin embargo, una vez más, el DOE ha dejado que cada escuela descubra cómo hacer que las cosas sucedan sin orientación ni apoyo”, advirtió el líder de los maestros, agregando que la demanda de padres y maestros que cursa en la corte, que tendrá una respuesta hasta finales de este mes, llegará demasiado tarde, pues las clases empezarán sin esos recursos.

“Eso es demasiado tarde para que nuestras escuelas lo planifiquen. Es más que inquietante que la ciudad continúe luchando en lugar de aceptar la premisa de que es hora de rectificar un error y hacer lo mejor para nuestros estudiantes”, dijo Mulgrew. “Nuestro trabajo colectivo es brindar la mejor educación que podamos a los estudiantes de nuestra ciudad. ¿Cómo pueden la Ciudad y el Departamento de Educación afirmar que están haciendo todo lo posible cuando no están proporcionando a nuestras escuelas presupuestos suficientes para mantener su personal y programación escolar? ¿Por qué cree que es aceptable esperar más de los educadores de toda la ciudad mientras se les proporciona menos?”.

En reiteradas ocasiones buscamos un comentario del Departamento de Educación (DOE) pero no emitieron ninguna respuesta ante las preocupaciones planteadas por padres, estudiantes y organizaciones.

El nuevo año escolar en cifras

  • 900,000 estudiantes se espera retornen a clase
  • $1,309,866,102 sería el total de recursos recortados, según organizaciones
  • $469 millones de dólares fue el recorte de presupuesto de la Financiación Justa para Estudiantes (FSF) en 77% de las escuelas
  • 1,514 escuelas sufrieron recortes en fondos, según organizaciones defensoras de estudiantes
  • 96% del total de los planteles se verían impactados
  • 68 escuelas fueron las únicas en tener aumento de fondos
  • 4% es el porcentaje de instituciones con estos aumentos.
  • $865,182 es el recorte promedio que se reportan para las escuelas
  • 10.6% menos es el impacto en muchos presupuestos
  • $309,994 aumentaron los presupuestos en las escuelas que tendrán más ingresos
  • $300 millones en los presupuestos escolares recortados es lo que se espera se restablezca en el transcurso del año escolar a cada escuela
  • $1,000 millones sería al final el recorte total final.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here