Inmigrante estuvo 8 años preso por error: pide $25 millones de dólares por injusticia tras homicidio en Nueva York

0
57

Después de pasar casi ocho años en la cárcel y bajo arresto domiciliario siendo inocente, Prakash Churaman por fin ha visto la luz en un doloroso y largo túnel de injusticia que comenzó con el homicidio de su amigo Taquane Clark en Queens (NYC).

Ahora tiene la intención de demandar a la ciudad por $25 millones de dólares, alegando que los policías le obligaron a hacer una confesión falsa cuando era un adolescente, adelantó New York Post.

“He dicho que era inocente desde el primer día”, declaró a Pix11 Churaman, inmigrante de Guyana, tras conocerse su liberación. En 2014 su amigo Clark fue asesinado a tiros durante un allanamiento de morada de tres intrusos en Queens.

 

Los sospechosos usaron máscaras durante el crimen, pero una mujer de 74 años presente en ese momento dijo que había reconocido la voz de Churaman y por ello terminó siendo acusado.

“He dicho que era inocente desde el primer día”

Prakash Churaman, acusado por error de homicidio en Queens, NYC

José Nieves, abogado defensor de Churaman, comentó el año pasado que “los testigos auditivos son intrínsecamente poco confiables”.

Churaman afirma que era un adolescente quinceañero confundido cuando lo llevaron a la comisaría y los detectives lo interrogaron sin su abogado. En ese momento confesó haber jugado un papel en el crimen, pero luego se retractó y le dijo a Pix11 que fue presionado. “Estos detectives me interrogaron durante horas”.

En ese momento Churaman estaba tomando medicamentos contra la depresión y la ansiedad y desde entonces se le ha diagnosticado una discapacidad de aprendizaje. Aunque su madre estaba presente, no entendía las consecuencias de una confesión y le rogó a Churaman que cooperara con la policía para ella no llegar tarde a su trabajo, detalló Daily News.

El quinceañero finalmente confesó haber estado presente en la escena de un robo fallido. Sin que Churaman lo supiera, su amigo Clark había muerto durante ese incidente. Se retractó después, pero ya era demasiado tarde. Churaman fue acusado de homicidio.

En 2018 fue condenado por homicidio grave, pero su sentencia fue anulada dos años después. Desde entonces ha vivido en un limbo legal en arresto domiciliario esperando que los fiscales volvienan a juzgar el caso.

Durante una audiencia en la corte este lunes, Churaman finalmente se enteró de que la oficina del fiscal de distrito ya no seguirá adelante con el caso. “Me despertaba todos los días diciéndome que llegaría mi momento, llegaría mi día”, dijo aliviado.

Lamentablemente su caso no es excepcional. Según datos en 2021 del Registro Nacional de Exoneraciones (NRE), 22% de las personas acusadas de homicidio dieron confesiones falsas. Esa cifra se dispara cuando el acusado es menor de edad. De hecho, los menores tienen casi cuatro veces más probabilidades que los adultos de admitir delitos que no cometieron.

En un caso aún más grave, el mes pasado se anunció que la ciudad de Nueva York pagará $10.5 millones de dólares a un hombre que estuvo 24 años preso por error, para resolver una demanda federal de derechos civiles contra un ex detective y otros dos oficiales.

En julio pasado, en Staten Island (NYC) se anuló por primera vez una condena por asesinato, luego de que un hombre pasara 23 años preso injustamente.

En septiembre, Keith Bush, un hombre condenado injustamente que pasó 33 años tras las rejas acusado de apuñalar y estrangular a una adolescente, llegó a un acuerdo de compensación de $16 millones de dólares en el condado Suffolk. Fue el caso de homicidio más prolongado en ser anulado en la historia del estado Nueva York y uno de los más largos en todo EE.UU.

A finales de 2021, Julio Negrón, un ex guardia escolar que pasó 10 años en prisión porque los fiscales de Queens (NYC) supuestamente retuvieron pruebas clave y manipularon testigos, resolvió su demanda contra la ciudad por $6.25 millones de dólares.

También en 2018 se reportaron varios casos de hombres en Nueva York que pasaron años en prisión por crímenes que no cometieron. Desde entonces, otras injusticias más han sido reconocidas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here