El republicano Kevin McCarthy resultó electo presidente de la Cámara de Representantes tras cuatro días de dramáticas votaciones

El representante republicano Kevin McCarthy ganó las elecciones para presidente de la Cámara de Representantes en las primeras horas del sábado tras una lucha histórica de cinco días y 15 votaciones, en las cuales fue necesario que hiciera importantes concesiones a miembros conservadores del Partido Republicano para asegurar sus votos.

El recuento final fue de 216 votos para McCarthy, 212 para el líder demócrata de la Cámara, Hakeem Jeffries, con seis representantes votando “presente”.

En esta votación definitiva, seis republicanos conservadores optaron por la abstención, lo que abrió el camino a la elección de McCarthy, al reducirse el número de votos que necesitaba para ser elegido.

Los republicanos previamente acordaron nominar a McCarthy, pero su camino hacia la presidencia de la Cámara resultó incierto después de que un grupo de republicanos ultraconservadores que se oponían a él hicieron lo posible por descarrilar su candidatura y lo obligaron así a negociar concesiones para lograr los votos necesarios.

El nombramiento de McCarthy pone fin a una extenuante y caótica semana en el Capitolio que arrancó el pasado martes cuando, por primera vez en cien años, el presidente de la Cámara de Representantes no fue elegido en la primera votación por tener detractores dentro de su propio partido.

La Cámara de Representantes ya puede proceder con el resto de sus asuntos, incluida la administración del juramento del cargo a los miembros recién elegidos.

Esos detractores han sido una veintena de congresistas de ultraderecha, muchos de ellos fieles a Donald Trump y miembros del ultraconservador grupo Freedom Caucus, que no han dado su brazo a torcer hasta este viernes.

Tras la elección de McCarthy, todos los congresistas fueron juramentados para dar comienzo a la nueva legislatura que durará dos años.

El presidente de la Cámara de Representantes, conocido en inglés como “speaker”, es una importante figura política entre cuyas funciones está fijar gran parte del calendario legislativo, decidir qué proyectos se votan y cuándo.

Es también la tercera autoridad del país, después del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y de la vicepresidenta, Kamala Harris, quien también preside el Senado, y el segundo en la línea de sucesión.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here