Médico latino acusado de abuso sexual de varias pacientes: comienza dramático juicio en Nueva York

0
78

Comenzó el juicio en la Corte Suprema de Manhattan contra Dr. Ricardo Cruciani, neurólogo argentino acusado de manosear y agredir sexualmente a seis pacientes mujeres en Nueva York, Jersey y Pensilvania.

Cruciani, de 67 años, enfrenta cargos de violación, abuso sexual y agresión sexual depredadora, más de cuatro años después de su primer arresto.

“El mal con bata blanca”, así describió la asistente del fiscal de distrito Shannon Lucey a Cruciani ante el jurado al abrir la jornada ayer. Lo llamó “un hombre pequeño y tortuoso que podría haber usado sus formas altamente inteligentes para el bien en lugar del mal”.

Las seis presuntas víctimas, mujeres “quebradas y complejas”, testificarán en el juicio, que se espera que dure hasta fines de julio, acotó New York Post.

“Él generó confianza en cada una de ellas. Conoció patológicamente sus debilidades, sus vulnerabilidades”

Shannon Lucey, fiscal de distrito

“Cada una tenía una historia, un comportamiento, un pasado roto que las convirtió en sus víctimas perfectas”, dijo Lucey en su declaración de apertura. “Él generó confianza en cada una de ellas. Conoció patológicamente sus debilidades, sus vulnerabilidades”.

Cruciani usó sus habilidades médicas para obtener favores sexuales de hasta 17 mujeres durante más de una década, dijo la policía cuando fue arrestado en febrero de 2018 y de nuevo en octubre de 2021. Antes de ello fue un médico destacado, que se desempeñó como presidente del departamento de neurología de la Universidad Drexel, en Filadelfia.

En total, una acusación federal dice que Cruciani abusó de varios pacientes durante 15 años en sus oficinas en la ciudad de Nueva York, Filadelfia y Hopewell (NJ). Según la denuncia, atacaba a pacientes mujeres que dependían de él para la atención y las recetas de opioides adictivos, convirtiendo los masajes y abrazos en ataques físicos gradualmente más invasivos y demandas sexuales.

Si ciertas víctimas se negaban a participar en actos sexuales, él tomaba represalias remitiéndolas a otro proveedor médico que no prescribiría las mismas combinaciones o cantidades de calmantes, según la acusación.

“La conducta sexual abusiva incluyó, entre otras cosas, besos forzosos, tocar los senos y genitales de las víctimas, actos sexuales orales, relaciones sexuales vaginales e intentos de relaciones sexuales anales”, enunció la fiscalía.

Perdió su licencia para ejercer la medicina y se tuvo que registrar como ofensor sexual tras declararse culpable en Pensilvania en 2018. Adicionalmente, más de una docena de mujeres estaban demandando a Cruciani y a los sistemas de salud que lo emplearon.

Su esposa, la pediatra argentina Nora V. Esteban, lo ha apoyado en todo momento. Los fiscales en Nueva York piden a cualquier otra posible víctima de Cruciani reportar el caso llamando al (646) 372-0364.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here