Nueva York otorgará primeras licencias legales de venta de marihuana, mientras los comerciantes se enfrentan al mercado negro

0
12

El estado de Nueva York otorgará próximamente las primeras licencias minoristas para vender productos legales de cannabis este lunes, sin embargo, los comerciantes reguladores se enfrentan al próspero mercado negro.

Se tiene previsto que la Junta de Control de Cannabis del estado revise las solicitudes de empresas y organizaciones sin fines de lucro y otorgue algunas de las primeras 150 “Licencias de dispensario minorista de uso condicional para adultos”.

Varios de los establecimientos comerciales podrían estar abiertos para la venta a finales de este año, pero los líderes de la industria alegan que sin una represión contra los vendedores ilegales, los negocios podrían fracasar.

“[Los pols estatales] están hundiendo el mercado antes de que pueda comenzar porque el mercado ilícito ya se vende en las calles y no está sujeto a impuestos”, explicó Joseph Davidson, director ejecutivo de la consultora de cannabis Qanvus, con sede en Nevada. “¡Estoy caminando por Nueva York ahora y huelo a hierba!”

El cannabis con propósitos recreativos se legalizó como parte del proceso presupuestario del 2021, pero la ley no logró establecer un mecanismo de aplicación para tomar medidas contra el mercado ilegal.

Si bien las tiendas sin licencia aún no puede vender o “regalar” marihuana, los productos ilegales sobre estos estupefacientes se han estado pasando por Nueva York como un círculo romo, creando una dura competencia para los vendedores legales que tienen pautado abrir pronto.

“Es al revés la forma en que lo están implementando y creo que es miope”, dijo Davidson a New York Post. “Si fuera una persona de negocios, no invertiría en el mercado minorista aquí”.

El mercado negro crece como la hierba en lugares más organizados, como Kew Gardens en Queens, donde un reportero del medio de comunicación compró con facilidad gomitas y otros productos fumables el sábado en la noche.

Las licencias de dispensario de cannabis que se entregarán son parte de hasta 36 aprobaciones iniciales.

En principio se otorgarán hasta 150 licencias, todos a residentes de Nueva York que previamente fueron condenados por crímenes relacionados con la marihuana. El retraso en la entrega de las licencias se debe a una orden judicial de un tribunal federal que bloquea temporalmente la concesión de permisos en partes del estado.

Un vocero del Departamento de la Policía de Nueva York explicó que aunque el departamento y la oficina del Sheriff de la Ciudad de Nueva York han estado cerrando los camiones de marihuana que venden productos, la ley dificulta la vigilancia efectiva de los locales comerciales.

“La ley, tal como está escrita actualmente, no proporciona un mecanismo de cumplimiento cuando un establecimiento sin licencia exhibe cannabis para la venta”, dijo New Post en un comunicado, cuando se le preguntó sobre los esfuerzos de las autoridades para tomar medidas enérgicas contra los infractores.

“La ley solo proporciona un mecanismo de aplicación si se observa una venta real, e incluso entonces, las sanciones son limitadas debido a problemas con la ley tal como está escrita”, dice el comunicado. “Además, la ley estatal no proporciona a la policía de Nueva York un mecanismo para cerrar establecimientos sin licencia”.

Por su parte, la Oficina de Administración de Cannabis de Nueva York por medio de su portavoz manifestó que estaba “emocionado de presentar las primeras solicitudes de licencia de dispensario minorista para tiendas que serán propiedad de personas con una condena por cannabis, o familiares de personas con una condena por cannabis, junto con organizaciones sin fines de lucro intencionalmente servir a la justicia involucró a individuos y comunidades”.

“Estas personas y organizaciones sin fines de lucro serán consideradas por la Junta de Control de Cannabis en su reunión del 21 de noviembre. Si la Junta lo aprueba, los licenciatarios de dispensarios minoristas podrán seguir adelante con sus negocios y prepararse para las ventas antes de fin de año”, expresó el vocero Freeman Klopott en un comunicado.

Klopott añadió que “no puede haber un mercado legal y regulado que opere al lado de un mercado ilegal”.

“Desde el pueblo de Cheektowaga hasta la ciudad de Nueva York, la OCM y las agencias de aplicación de la ley han trabajado juntas para tratar de detener la actividad ilegal en todo el estado”, dice el comunicado. “Estos esfuerzos han incluido la incautación de productos, la emisión de cartas de cese y desistimiento y la eliminación de camiones utilizados para la venta ilícita de cannabis y continuaremos haciendo cumplir la ley para poner fin a sus operaciones”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here