Presentan tres proyectos de ley en NYC para regular ‘apps’ de entregas rápidas de mercadería y “tiendas oscuras”

0
58

El concejo de la Ciudad de Nueva York empieza a poner el primer “paredón” a la operación sin freno de las denominadas “tiendas oscuras”, es decir, la proliferación de almacenes ocultos instalados por ‘apps’ digitales, que ofrecen entregas rápidas de mercadería. Un modelo de negocios, que los bodegueros de los vecindarios, han acusado de estar destruyendo sus ingresos.

Este jueves los concejales Christopher Marte y Julie Menin, presentaron un paquete de tres proyectos de ley que regularían a más de 100 “tiendas oscuras” que se han establecido en varios vecindarios de la Gran Manzana, las cuales a juicio de los legisladores, se han instalado con “precios depredadores, ofreciendo ofertas con los cuales las tiendas de comestibles locales no pueden competir”.

Algunas empresas como Gorillas y GoPuff, incluso han ofrecido que las entregas están garantizadas en menos de 15 minutos, una oferta que en el espíritu de las nuevas normas que empezaron a discutirse, pone en peligro a los repartidores y peatones.

Un primer proyecto de ley establecerá un límite de peso de 22 libras para las entregas, ya que los paquetes pesados ​​causan impacto a largo plazo en la salud de los trabajadores y los ponen en mayor peligro si tienen un accidente de tránsito.

Otra norma que entra a discusión en la cámara neoyorquina, requiere que las aplicaciones revelen que el tiempo de entrega de 15 minutos es  solo una estimación, y no una promesa. Con el objetivo de eliminar las intensas cargas de tiempo para los trabajadores de entrega.

Más vigilancia

La otra iniciativa pretende poner la lupa a las “tiendas oscuras”  otorgando al Departamento de Protección al Consumidor y al Trabajador (DCWP) la capacidad de emitir y revocar licencias.

La idea inicial es que la Ciudad pueda negarse a emitir o renovar una licencia, o suspender o revocar un permiso de operación comercial, si estos centros violan las condiciones de la licencia, incluida la participación en publicidad engañosa o prácticas comerciales desleales.

“Entiendo personalmente las dificultades que enfrentan los propietarios de pequeños negocios que no tienen un respaldo financiero importante, como sí lo tienen las grandes corporaciones digitales. Estos almacenes no pueden seguir funcionando de esta forma. Hoy, estamos aquí para enviar un mensaje de que esta industria emergente no operará en una atmósfera sin ley y sin regulación”, dijo la concejal Julie Menin, presidenta del Comité de Pequeñas Empresas del Concejo Municipal de la Ciudad de Nueva York.

Ya desde varios meses, agrupaciones de comerciantes, como la Asociación de Bodegas y Pequeños Comercios de NYC (BSBG) han argumentado que estas empresas se convierten en una “competencia directa y desleal” contra los delis y bodegas.

“Ya pasó con las aplicaciones de taxis de pedido digital, que derribaron a los taxistas amarillos que son un símbolo de esta ciudad. Nosotros no nos oponemos a la tecnología. Apoyamos el desarrollo. Como emprendedores queremos actualizarnos y crecer con estas aplicaciones. Pero, lo que no podemos permitir es que nos saquen del juego, con sus propios almacenes montados de manera ilegal”, destacó Francisco Marte, presidente de BSBG.

Desde que los miembros del Concejo anunciaron su intención de regular estos negocios, las tiendas oscuras han modificado sus prácticas comerciales, quitando los carteles que alguna vez cubrieron sus ventanas por completo. Otras ubicaciones, ahora permiten a los clientes comprar artículos dentro de la tienda.

‘Apps’: no tenemos tiendas oscuras

Ante medios locales, un portavoz de la empresa Gopuff fijo posición señalando que todos sus almacenes admiten compras directas de sus clientes, es decir que no disponen de las llamadas “tiendas oscuras”.

“Esperamos continuar brindando los elementos esenciales cotidianos de los neoyorquinos en persona y a través de la entrega y en asociación con las comunidades a las que servimos”.

Por su parte, la corporación Gorillas, que opera 16 almacenes en Nueva York, argumentó a la cadena de televisión CNBC que la compañía cumple con las pautas de zonificación de la ciudad al permitir que los clientes ingresen a sus instalaciones y ofrecer un lugar para esperar a que se les prepare y entregue su pedido en persona.

“Como empresa de entrega de comestibles, Gorillas comprende y cumple con los requisitos para ser un minorista en los lugares donde operamos”, dijo Adam Wacenske, jefe de operaciones de esta corporación.

Un negocio emergente:

  • 115 almacenes instalados entre 2020 y 2021 incluidas 48 en Manhattan, 42 en Brooklyn, 17 en Queens, 7 en el Bronx y 1 en Staten Island, en función a datos compartidos por la concejal Gale Brewer.
  • 1,500 hasta 5,000 artículos pueden estar disponibles en estos almacenes.
  • 270% aumentaron los pedidos domiciliarios durante los meses más duros de la pandemia.
  • 18 aplicaciones de envío de mercadería a las residencias bajo pedido digital operan en NYC.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here